miércoles, 22 de noviembre de 2017

Lecciones de biología


Me miraba a los ojos haciéndome cosquillas, se atusaba la barba y un escalofrío bajaba por mi costado hasta los muslos. Todo el mundo creía que teníamos una relación amorosa pero las dichosas neuronas espejo nunca dijeron lo mismo, sobre todo aquel día que el me lanzó un beso y yo le devolví un puntapié.


Lecciones de biología



miércoles, 23 de agosto de 2017

Mudanza a la estación de Atocha, hoy

Yo  y mi nuevo gato, el invisible, nos mudamos a Atocha en busca de trajín,  de la popularidad de los olores y  el colorido de los habituales del lugar. Por favor, si me ven con él  absténgase de tocarlo, puede que no se vea , pero tiene muy mala leche.

lunes, 21 de agosto de 2017

Poemas en rosa



Acabo de descubrir que leer poemas puede ser más un acto de lúdico cotilleo que un acto de inmersión literaria. Se cae en la literatura sin saberlo, pero el motivo que da pie a pasar la página es saber qué sintió él/ella y qué pasó cuando desapareció de su vida.  Y más cuando conoces al autor ...
La poesía es empatía con el eco de la palabras.

Poemas en rosa

martes, 15 de agosto de 2017

La autora material de los hechos confiesa ...





Le dolían las palabras como alguien que se auto invita a cenar y no te agrada. Le dolían como si tuviera  escrúpulos hacia ellas y un viento súbito se las sacara a presión desde la boca del estómago. Le dolían y punto.  
                                 Aunque  nunca hubiera un final, ni un término medio,  un ocaso o un deceso ... a no ser que ... fuera su deceso. Sólo dejaba de soltarlas como lastre,  un lastre inevitable para poder seguir a flote,  navegar ¿A dónde? Ni siquiera sabia a dónde. Ellas eran las auténticas propulsoras de aquel periplo sin tierra a la vista,  sin sol de poniente, sin márgenes ni aceras donde descansar.



A.R  La autora material de los hechos confiesa ...

lunes, 14 de agosto de 2017

Paula



¡Qué extraño resultaba corretear por la ciudad sin saber dónde ir, tentando la suerte , tentando las calles siempre con una sensación inminente de desenlace!. Al principio sentía una vibración en la punta del estómago como si fuera un zahorí, mis manos temblaban, y pensaba que a la vuelta de la esquina Paula aparecería como si simplemente se hubiera distraído, perdido la noción del tiempo y llegara tarde a casa. Luego, después de varios días, quizá la primera semana, cuando encontramos parte de su ropa y su bolso en un callejón supe que ya nada sería igual. Me aconsejaron que descansara, los vecinos hicieron turnos para pasar por casa. Dicen que me levantaba sonámbula y descalza salía a la calle murmurando su nombre. No recuerdo haberme despertado en ningún lugar raro, aunque sí exhausta. La noticia de su desaparición salió en la prensa, llamó mucha gente, pero ni una sola pista fiable. Una mañana, veinte días después, apareció aquel señor, parecía de una funeraria, Vicente me dijo que se llamaba. Me miraba a los ojos y hablaba muy despacio:
- Señora, me tomó del antebrazo, creo que puedo ayudarla.
Recuerdo la escena como si le pasara a otra, como si yo mirara desde fuera y en realidad él tomara el antebrazo de Paula. La sangre avanzaba lentamente por mis venas, pesada, era igual que un riego por goteo, minucioso. Y siento la respiración entrecortada, expectante. El aire parecía atrapado en mi pecho mientras él hablaba. Pensé que si la sentía a ella igual restaba algo de esperanza, aún podía estar viva. Por un segundo la ví a través de mis brazos tomando la mano de aquel hombre con un montón de gusanos deslizándose entre mis - sus dedos.

(Textos en 20 minutos)




Prologo:
Paula era una adolescente muy sensata, nunca habíamos tenido un problema con ella, ni una sola noche en vela por un disgusto, pero el martes salió a patinar con las amigas y nosotros quedamos para cenar - teníamos un compromiso-. Cuando regresamos aún no había llegado, a veces llama y si no estamos vuelve a llamar más tarde si se va a retrasar o la madre de Mariam las lleva a cenar, así que esperamos, esperamos, y luego comencé a llamar a sus amigas, cogí la agenda de su cuarto y descubrí una dirección de última hora extraña ...

miércoles, 9 de agosto de 2017

El cartógrafo de Sinapsis







Si, estoy atascada en el blanco y negro, tengo alas y ancas, soy un envío al más allá. Vivo en un proceso de romanización que usa a dios como pretexto de conducción cultural. De nada sirve volar, vaporear, sin ecolocalizador, sin sonar ni sondas, sin un cartógrafo que esgrima en el plano la ocupación ideal del colibrí de tus pensamientos.


El cartógrafo de Sinapsis

jueves, 3 de agosto de 2017

La humanidad de la tecnología la pones tú

Somos amigas desde hace más de siete años pero nunca nos hemos visto en persona, bueno, yo he visto algunas fotos suyas, sin embargo hasta ahora no había puesto ninguna mía. Y aún así éramos amigas porque hablábamos con el corazón, desde el corazón, sin corazas. No había pretensiones de cautivar a nadie, no sabía qué clase social o que posición pública podría tener ni me interesaba. Solo quería leer más, dejarme embeber en esos textos maravillosos, tanto me daba si eran mera literatura o gran parte de su vivencia real. Nada hay literal en la vida y todo en parte es verdad cuando escribimos aunque sea ficción. Disfrutaba enormemente y disfruto, por eso decidí emprender este viaje. Este es un gran paso, voy a conocer a alguien en otras dimensiones, más allá de la foto de perfil. Voy a saber a qué huele, cuánto mide, si frunce el ceño cuando se enfada, si su escritura es deseo o reverberación. A veces me asusta pensar que podríamos discutir porque venimos de culturas muy distintas, incluso un sustrato de creencias casi antagónico pero también puede ser interesante ver cómo cada sustrato condiciona lo que podemos ver o cómo asimilamos los mismos hechos. Al menos eso espero, son pocos días para este viaje pero es un nuevo comienzo. Resulta más sencillo si la otra persona es mujer y hetero, lo confieso, con un hombre me pensaría mucho más irme a su casa. Aún así no deja de darme un poco de respeto, aunque la expectativa de ver lugares nuevos, gente distinta, y descubrir la idiosincrasia de otra isla apaga todas las disonancias de mi cerebro. Estoy segura de que lo disfrutaré.

La humanidad de la tecnología la pones tú

Ana Ruibarbo

Stela para la historia



Y las estrellas giraron hasta encontrar su camino.
 Je veux voir coucher le soleil une autre fois plus. 
El viento despierta a los augures de sus lechos. 
Hay Vestales con los ojos abiertos sujetando el templo de la razón.
 Se oye decir ! Oh my Good! Mais ninguém responde. 
El canto de la sirena hiere la roca en la plenitud de la noche. 
Bautizaron sus miedos con un diptongo. !Así de rápido se puede pedir auxilio! 
Mas la Osa mayor corre sin encontrar testigos. 
Orada el pasado los surcos del deseo: deseo y miedo. 
Surge la voz del artesano que crea dioses y mitos de barro. 
Si puedo contarte esto es que ha nacido el pensamiento abstracto. 
Je veux voir lever le soleil une fois plus, 
une fois plus je veux 
                          vous raconter dans mon stela Génesis et fin.



Stelas para la historia


martes, 18 de julio de 2017

Ballenas jorobadas



Si somos una gran parte agua será por algo, si nuestros tejidos transfieren nutrientes por ósmosis, será porque tenemos un vínculo ineludible con la vida a través del agua (h2O), al tiempo que lo tenemos con elementos tales como el nitrógeno, el carbono, el potasio que se equilibra con el sodio, o el hidrógeno. Y al igual que nos sentimos como pez en el agua también nos entendemos con otros animales marinos, les miramos y sentimos un aluvión de empatía con ellos, como puede ser con los bebés de cualquier mamífero o los adultos que nos observan con la misma curiosidad que nosotros a ellos. A veces no sabemos qué nos une, qué nos convierte en sus admiradores y sin saberlo en sus inconscientes exterminadores.

domingo, 16 de julio de 2017

Un colofón de calor



Habíamos roto aguas apenas unos días, salimos del Nautilus,  y ya a salvo del tiburón martillo nos adentramos en la planicie de Tierra de campos. Decían los telediarios que nos pusiéramos a resguardo pues el dios sol habíase puesto justiciero y sus rayos podían aniquilarnos silenciosamente, con sigilo y paciencia. Habíamos oído hablar de un festival de teatro en la linde con varias provincias - la comarca no era territorialista a la manera del país- y nos embarcamos rumbo a FETAL, atravesamos Zamora, Palencia, León  y llegamos a un pueblecito de Valladolid, un minúsculo lugar donde de la tierra surgió una escultura y un festival de teatro. El dios amenazaba con su incendiario rumor : ¡No salgas a la calle o morirás! Era verdad pues las leyendas cuentan que nunca unas temperaturas altas tan seguidas habían engullido así la humedad. Desde la carretera, durante el camino al alba, contemplamos cómo el vapor de agua se desprendía de la tierra ascendiendo en busca del astro ejecutor, a su lado las avutardas buscaban en el frescor un momento de tranquilidad, luego la guerra del cazador  volvería  a comenzar.  Incluso este fuego que nos sometería al delirio puede ser representado.






La imagen es de Manuel Perez, un autor marciano, el texto mío.

Y entramos en el Nautilus ...


El agua chapoteaba contra el casco. 

El mar era esa mansa inmensa azul verdosa que lamía los bordes de metal. 







Al cerrar la trampilla sentí un peso bajando por mi tráquea, sin duda sería una aventura fascinante pero algo dentro de mi cuerpo entendía el peligro que corríamos. 



Y entramos en el Nautilus

sábado, 15 de julio de 2017

Génesis





La capacidad de crear ficciones 
es
 la
 que 
se
 alumbra 
en el mayor parto conocido: 

la poderosa luz de la literatura.

Humanos, un paso más en la escala evolutiva.



viernes, 14 de julio de 2017

Glaciares milenarios


Te leo y pienso en un camino de palabras. A veces siento un glaciar en mi garganta atascado. Hay montañas, picos adentrándose en las nubes, pero no son míos; yo solo tengo ese trozo de hielo que renquea cuando te leo porque la fusión arrastra algo que lleva miles de años allí esperando. Me doy cuenta de que yo no soy yo. Igual que yo me compongo de kilos de bacterias sin las cuales no sobreviviría, también tengo un acervo cultural por desentrañar enredado a cada momento, a cada vivencia y espacio. O soy yo con todo eso de más que me hace única, podríamos llamarlo contexto, ligarlo con el Medio donde me descodifico y surjo como una voz cantarina. Hoy he apostado por no seguirte los pasos y crear mi propia pendiente mirando hacia el ocaso, he vertido mi fuente, he gritado, he temido mi muerte, y me he despertado Viva. 





Glaciares milenarios

Texto y foto propia, la foto tomada en el Emérita Lúdica de la actual Mérida.

Acervo:

Acerbo: Cruel y duro.
Aspero, basto, hosco ...  en sabores y olores.

jueves, 29 de junio de 2017

A escena un cuento


Un cuento de amor; El pollito de los ojos azules.
Dedicado a Gabriel , a Maite, y todos los niños dados en adopción.
Con la colaboración de Angel fuentes Alcocer aportando  sonidos al cuento.
Un cuento mío creado para la ocasión dentro del Maratón de Cuentos de Guadalajara del 2017 con el lema De Oriente a Occidente.

miércoles, 28 de junio de 2017

Perversiones Medio Inusitadas








El sonido de los barcos sale hacia lugares marcados a escuadra en un plano, sale sordo y escalado, sale decidido y confiado, y poco después vemos al monstruo dejando el puerto y lo que parecen pequeñas ondas disgustadas, lanzadas hasta la costa. Estelas de agua chapotean contra el hormigón, y a lo lejos  se desplaza tanta, tanta masa de agua en disturbio, descontenta, en refriega, que temes ...  .. . Es  así que al alcanzar el muro, la arena, tus pies, dice:  SPLASSS...  
Cualquier objeto; sea animal del capital o cosa sumergido en el agua genera un impacto y cambio en el volumen original -como decía un griego llamado Arquímedes- aunque él hablaba específicamente de la masa desplazada, y eso es lo que me interesa. ¿Cuánto pesaría un monstruo adentrándose en la oscuridad si cinco minutos después el mar aún acusara el cambio de rumbo en sus olas?  Aquel graznido grave surgió de la profundidad como un aviso a navegantes, a  inquilinos del océano. Ahí iba él con sus miles de kilos a conquistar las aguas, verter sus detritos, a desafiar a los más grandes, a pervertir el horizonte, el paisaje. El invasor ni siquiera poseyó conciencia de su hazaña, su cabeza portaba un cerebro reptiliano, diseñado con un mínimo código binario; era un dinosaurio del transporte de la chatarra, sin embargo yo -a punto de alcanzar la medianoche-, aún puedo imaginar sus fauces antidiluvianas consternando el vaivén de nuestros  -platos - sueños.



Perversiones Medio Inusitadas

Texto e Imagen Ana Rico- Ruibarbo

domingo, 21 de mayo de 2017

La mujer de Van Gogh






No se cortò un pelo, sin prejuicios le importaba un pimiento que pensaran "que eso no tenía nada de académico". Tomó el pincel al revés y empezó a marcar el cabello hasta desliar cada rabejo verdoso. El rostro resultaba muy plano para su edad, sí, pensó mientras se rascaba la superficie donde antes estuviera el lóbulo de su oreja. Todavía le picaba aunque hacia tiempo que había desaparecido. Descargó las mejillas recortando timidos fragmentos de madera. ¡Esa era ella!

Yo la conocí el otro día, está en el Museo de Arte Moderno de Madrid. El sello es de Van gogh.
Texto e imagen: Ana Ruibarbo.

jueves, 18 de mayo de 2017

Caminus Stelae. La diosa



Sonrió para él, iba a hombros de una horda de guerreros embravecidos por la victoria. El júbilo por sus azañas se extendía por Augusta Emérita. Habían comenzado el paseillo sobre hermosos caballos árabes traídos de la Bética. Una corona de laurel respandecia sobre su frente. Cuando atravesaron la plaza los mercaderes instaban a sus esclavos a recoger los puestos; !El emperador salía a recibirlos! Les esperaba en el Decumanus, el punto medio norte -sur de la nueva civitas. La ciudad entera seguía el estandarte en un griterío mareante . Pasaron la basílica, algunos magistrados habían salido al oír el anuncio de los vigías. A pocos metros la vio ... como una diosa, en realidad era una diosa, pero él no lo sabia. Sus ojos castaños se enredaban en su sonrisa, los pliegues de su fina túnica jugaban cincelados por la curvatura de sus senos. El cuerpo le restallò, deseaba que la joven le mirará solo a él, y sin darse cuenta elevó la frente, sacó pecho y tiró de las bridas con energía. El animal levantó sus patas en el aire gimiendo con intensidad. Se agarró a las crines y consiguió mantenerse sobre el caballo pegándose a su lomo. Un segundo después estaban ante el templo de Isis. Reconoció el pecho al instante, los pliegues de la túnica se recreaban con intensidad, dos cíngulos marcaban la guitarra de su vientre. Sintió la tentación de tocarla. Descendió del caballo , se aproximó, y al inclinar la cabeza en el suelo se descubrió alargando la mano para tocar su pie helado.

Los dioses solo son réplicas de humanos

Ana Ruibarbo- Rico: imagen y texto.

Escultores del viento

El dia de los museos. .. 

Simplemente supe que habíamos encumbrado los pasos de alguien cuya vida en lo cotidiano poco tenia que ver con las hechuras de la costumbre. Y quise -por un instante- colocarme en su piel.

 

Descubrí entonces las rozaduras hirientes, la fricción constante para moldear las cosas a la medida de su propia perspectiva; el resultado que el arte produce en los escultores del aire, la metereorizaciòn de sus propias carnes convertidas en Poesia Viva.


Ana Ruibarbo- Rico: Imágenes y texto.

sábado, 13 de mayo de 2017

Toledo en mi retina

Ayer vi un pájaro enredado en el alféizar de una ventana. Estaba rodeado de barrotes que le impedían salir y a los de afuera entrar. Él llamaba y yo le repliqué. Eran casi las doce y el sol nos alentaba con su candor. Toledo descendía desde los vestigios de su fortaleza, expandiéndose. Su esplendor se había reinventado al conservar la historia; podías comprobarlo al picar puerta por puerta. Y era una ciudad hermosa. Sin embargo no me cupo duda de que entre las rejas se guardaban secretos y creencias a las que nunca tocaría la luz. Y me pregunté de qué lado del enrejado estaba yo.





Imagen: David Gray 1970
Texto Ana Rico - Ruibarbo.

martes, 2 de mayo de 2017

El recital


Os adjunto la crítica en la web de la fundación Siglo Futuro:
El sábado día 29/4 se celebró en la Sede de la Fundación  en el Campus Universitario de 

  Guadalajara, un acto del ciclo: "Foro del oyente. Música y palabra". Comenzó la poeta ANA RICO,  recitó poemas compuestos por ella. Su poesía contiene tintes surrealistas donde el amor, la sensualidad y algo de revolución son  protagonistas. Lo expresa con un vocabulario florido y profundo y con un dominio de la declamación (se le nota que también es actriz) que a veces llega a emocionar.

(Si pincháis en las fotos vais a su página).

jueves, 27 de abril de 2017

Buenas noticias: Este sábado 29 a las 11,30 daré un recital como poeta junto a un grupo de música medieval en Guadalajara (España). Para todos aquellos que os caiga a mano y deséis compartir la poesía en vivo las puertas están abiertas.
Os copio literal la información de la Asociación Siglo futuro que es quien organiza el acto:
SÁBADO 29 DE ABRIL SEDE DE LA FUNDACIÓN SIGLO FUTURO. CAMPUS UNIVERSITARIO. C/ Cifuentes 28. 3ª Planta. 11,30 horas. Entrada libre.
Ciclo: “ Foro del Oyente. Música y palabra”.
Concierto: MÚSICA MEDIEVAL, interpretada con instrumentos de la época. ÁNGEL FUENTES ALCOCER. EL TROVADOR MINISTRIL.
Recital poético: ANA RICO. Poeta

domingo, 23 de abril de 2017

La madriguera de Alicia

1 ¡Tenía tantas cosas qué hacer! No se por qué habíamos quedado en un lugar tan apartado. Llegué el día anterior con un sol expléndido, la carretera limpia, el aire se palpaba fresco y puro, quizás se apreciara el olor a hierba frondosa, la que estaban recortando las vacas mientras pastaban afanándose. Me pareció fantástico, estaba contenta, o más, exultante. Además llevaba esperando aquella cita sin saberlo toda la vida. El encuentro se fijó para al día siguiente, y después de un buen yantar de "pedorreras", como decía el camarero del pequeño restaurante, me iría.
A eso de las 11 abrieron la feria. Recuerdo mi asombro cuando la inaguración se estrenó con tambores y gaitas: una banda de músicos locales con ecos celtas, y porrones con orujo, pastas artesanas con arreglos de miel de romero y almendras. ¿Quién tenia estómago para tal barbaridad? Veía correr el orujo y me parecía imposible que se lo pudieran beber a palo seco. Pocos más que los locales se atrevieron dos rondas. A las 11, 30 el viento comenzó a arreciar, la temperatura bajaba por momentos. Alguien de la carpa dio la voz de que anunciaban la primera nevada de la temporada. Pensé que si nevaba mejor, podríamos deslizarnos. Aunque luego me empecé a preguntar si mi cita aparecería. Si habría llegado ya. No tenía a mano el teléfono del hotel, aunque solo estaba a 5 minutos. Disponíamos de una buena calefacción y los puestos llenos de repostería, cerámicas, guisos locales, caldos tremendamente picantes, trabajos de herrería, forja, cuero... y legumbres de toda la provincia. Era él quien elegió el lugar: un hombre acostumbrado a perderse por estos pagos y otros de más altura. Lei en alguna de sus entrevistas que "No había nada como subir a la montaña para recuperar las perspectivas", pues eso le había ayudado enormemente a escribir. En aquel momento desconecté del lugar y volví a la madriguera de Alicia, en mis sueños yo hablaba a menudo con él, sus adaptaciones teatrales de piezas ajenas a las que sumaba acciones de la vorágine del mundo no pasaban desapercibidas.
..
Continuará mañana




2 Los paisanos comenzaron a aparecer por goteo, las mujeres de dos en dos, y a veces pasaban pequeños grupos mixtos en camarilla. -¿Vosotras qué vendéis?-¿Acaso no se veía? Nuestro puesto era un enorme muestrario de hogazas de pan sin bregar, rústicas, hermosotas, de las que te duran 5 días y luego las sopas de ajo levantarian a un muerto. Mi amiga mostraba su trabajo con un arte locuaz, mientras yo asentía. La idea de acudir a aquella feria había sido del escritor:" Los frutos de la tierra- me dijo tiempo atrás - te darán paz" Paz y buen yantar me dieron pues mis amigos, los panaderos, utilizaban trigos de gran calidad, pasas, nueces, almendras, anises, mantecas, huevos. Los paisanos solían rifarse sus brazos de gitano de nata deshilachada.
El ajetreo alimentaba el bullicio del lugar. Ya no se oía la música de fondo, la banda se desplazó a las tascas, a disfrutar de los caldos, y los vinos ardientes. Me pidieron una bolsa de magdalenas, y entonces pensé que si no podía llenar una bañera quizá mis textos como mariposas-magdalenas; cremosas, esponjosas, intensas albergaran la posibilidad de permanecer en la memoria de las emociones más allá del instante en que el primer bocado atravesaba el paladar. Sonreí. Y llegó un paisano...

Continuará 
Relato: Ana Ruibarbo
Imagen:una amiga de Facebook

lunes, 17 de abril de 2017

Amor y Microclimas. Poesía



Me dejaste por una ensaimada
y la sección del economista.
Llovía en pleno junio,
pero solo en las esquinas.


¡Ponle cilantro a la sopa,
le haremos una aguadilla!
Me sumergí en tu boca
y resultè no ser anguila.
Embestida entre tus olas
¡Caracol, caramba , sin carambola!

Tintinea con la melancolía
aquel que no consiguió nada.
El amor es una lata
con muchos microclimas. 

sábado, 15 de abril de 2017

viernes, 14 de abril de 2017

Confesiones veladas

Hace rato que cayó la noche pero no puedo dormir. Aún llevo puesta mi combinación roja, la que Peter me regaló en vísperas del viaje a Japón. No sé por qué aún de vez en cuando me la vuelvo a colocar bajo algún vestido corto. Supongo que me engaño a mi misma sin saberlo... Es la única que le cae bien a este escote, siempre me digo, y luego vuelve a suceder. De nuevo ocurre lo mismo: Sebastian y yo salimos de casa, vamos al mismo lugar de siempre desde hace diez años, todos los fines de semana -ya no se llama Acuario, ahora es Star's pero tolo lo demás es igual-. Pedimos, él un beefeater y yo una Fanta de naranja, a veces con licor 43. Y aparecen Marga y Pascual, y el camarero trae una bandeja de croquetas. Ahora que lo pienso ... Es todo un ceremonial. 

Sin embargo hoy no ha sucedido así, nunca sucede cuando me pongo esta combinación ¿Por qué no me había dado cuenta? Sebastian y yo hemos llegado más apagados de lo habitual, èl aún enfadado por no se qué de la subida de la luz. Hemos pedido pero en lugar de Marga y Pascual se ha presentado Peter con una tal Tina, me recordaba a una tinaja redonda y ancha de caderas , cabeza y pies minúsculos. El camarero ha entrado con una bandeja enorme, redonda. Algo curioso: solo había una croqueta. Sì, mas grande de lo habitual, Peter ha querido cogerla y yo le he clavado el tenedor, ni sé por qué, !Si ni siquiera nos hemos saludado! El tenedor se ha incrustado entre las falanges y yo ni he amagado soltarlo. Sebastian observaba incrédulo y ellas gritaban como locas. De pronto he subido el tenedor y he chupado la sangre, Peter abría la boca como un poseso. !Hombres, qué lloricas! Ni siquiera sé por qué cuento esto. Al llegar a casa me he quedado dormida y, me he dado cuenta de que Peter y yo aún seguimos casados, y Sebastian , pobre mío, murió el año pasado.

Ana Ruibarbo

jueves, 13 de abril de 2017

Estandarte de ciudad
Amor amar ama..rte
Inclina el equinocio
Ahora de esta parte
Toma, toma la llave
Incienso poemàtico,
Descalàbrese la cerradura
Àbrase la puerta, sensibilidad.
Del concepto rompe hechuras
Toma de mí las partes
Crea una costura
de intención y posteridad 
Amor amar am Arte


21 de marzo 2017
Ana Ruibarbo
Y
Juan Gris

miércoles, 12 de abril de 2017

Desde el tren

    Le arañé en el cristal desde el tren buscando una última mirada bajo su gorra de pandillero. Hace un segundo me preguntaba quièn es ese chico que camina como si tuviera que retar hasta los muros. La tapia de la estación le observa impasible al alejarse, y yo me compongo en el asiento mientras sus pantalones de chándal se mimetizan en la noche. ¿Dónde vas chaval? Me entran ganas de decirle. Se volatiliza antes de que grite su nombre.
Ana Ruibarbo texto
La imagen es de mil novecientos y algo.

Prohibido - Caminus stelae

Le sentia en la boca con el sabor de las batallas perdidas, se le trababan las palabras al contacto de la lengua. Y nada Nada atravesó la muralla de sus labios silentes, sin embargo, cuando asomò la noche , y abrióse la cancela de los sueños mandó a buscarlo. En los meandros de sus oídos lanzó un mensaje de lava: Estás prohibido y nunca estuve tan segura de lo que quiero.

Caminos stelae
Prohibido

Ana Ruibarbo -Rico

martes, 11 de abril de 2017

Y la palabra tomó carne ....

Son buenas noticias cuando un amigo por fin deja de escribir versos anónimos y lanza al mundo su retoño. De alguna forma me siento criatura de este recién nacido pues soy su prologuista.
Quiero dar las gracias Angel García por compatir esto conmigo, a Carmen Pinpilipausa Ef por estas magníficas ilustraciones. Ahora también me gustaría haceros partícipes, lo disfrutaréis. 
En primer lugar os enlazo un poema  suyo recitado por mí :
 Llueve



El segundo vídeo es la presentación entera. Si no tenéis mucho tiempo yo empezaría en el 10:12 que es cuando empieza la presentación por mí y los influjos de su obra. Y si podéis verlo entero descubriréis la emoción y la entrega por parte de todos los que participamos, músicos y poetas, para acompañar el alumbramiento de la obra de Angel; Tiempo de café.


Ana Ruibarbo- Rico — Mimí ballenita

Lecciones de biología

Me miraba a los ojos haciéndome cosquillas, se atusaba la barba y un escalofrío bajaba por mi costado hasta los muslos. Todo el mundo cre...