viernes, 31 de mayo de 2019


Fuimos muchos los que soñamos aquellas noches, incluso casi todos tuvieron el mismo sueño. Yo también le vi planear orgulloso acercándose, sin embargo ya no quedaban restos de los bosques, ni siquiera la ceniza; torres inmensas se erguían semiderruidas. Yo estaba en un claro, en el centro, era una pequeña plaza circular y le vi aproximarse mirándome. Nada de esto he contado por miedo, temo en las caras de los aldeanos la incredulidad. No sé si he visto un pasado remoto o un presente incierto. Solo se que no es él nuestro agresor sino el avatar implacable que nos avisa de que es llegado el tiempo.


Imagen Ana Ruibarbo
 -Rico

jueves, 30 de mayo de 2019

Mindfulness para orugas o platos del país

¿Y quienes son las orugas?  ¿Quien escucha su parsimoniosa voz? ¿Quién atiende su labor? ¿Hay alguien más en esa estepa de soles arriba y abajo, en la trepidante cadencia de las estaciones condenadas por una nube de contaminación?  ¿Saben las orugas que existen, que son fuera de ese dictado genético de comed y creced, de creed pues existe una felicidad para todas en la nada de una tempura llamada ZEN?  
                        ¿Hay alguien ahí?



  Mindfulness para orugas o ... platos del país



miércoles, 29 de mayo de 2019

Olores de Fuerteventura

Con un estuche azul descubrió que una sonrisa despertaría a las nubes para que buscaran a los camellos y rastreó las huellas de otro desierto. Saltó a la calle bailando como un mayoret de cinco años, con un estuche vacío, con la ilusión renovada, con un trocito de cielo.

Olores de Fuerteventura

Un viento llamado Leteo

La nieve escribe mentiras sobre las aceras. Has visto al sol helado esculpir nombres antiguos en las piedras; todo es blanco o azul, un azul que gotea venido más allá de nuestro continente, más allá del atlántico. ¿Quién te dice que el agua no esconde el virus del olvido? ¿Quién te dijo que el azul era lo bueno, la verdadero, lo válido?
¿Cuántas vidas necesitarías para poder ver el color real? ¿En alguna lo lograrías? 
Un viento llamado Leteo...

martes, 28 de mayo de 2019

Cadencias de una cuenca minera

Bajo las lámparas de la panadería la luz se balanceaba tintineando una canción. Nadie supo por qué Matilda eligió precisamente aquel ex-vagón de mineros para montar su tahona prefabricada, pues él, ajeno a su nuevo oficio, o quizá por nostalgia, de vez en cuando endulzaba el pan con una pizca de carbonilla.
Cadencias de una cuenca minera

Afínate ¡Me afinaré!

Ahora que la imagen prima sobre todo me planteo si debo dejar de utilizar la imagen para darle protagonismo a la palabra; sin redundancias, sin matices extra. Quizá prefiero demandar un buceo mental de unos segundos más , tres golpes de vista para llegar al fondo y descubrir el punto que da un sentido global. Quizá coloque los verbos al ocaso como hicieron los romanos, o le de matices tipo gong de voz informativo como hace el inglés también al cabo del desarrollo. Aunque en cierta forma ya hago algo así cuando mis títulos se sitúan a modo postre.
Lo curioso de todo esto es que cuando hayamos perdido en gran medida la palabra comenzará la recuperación y la globalización de la escritura, parece mentira pero tengo amigos que estudian técnicas de grafía tipo japonesa, china. Se imparten cursos sobre esto y cuestan una pasta.¿Es posible que en apenas unos años entender un texto o escribir algo con profundidad sea solo una característica de los pudientes?
¡Afínate!¡Me afinaré!

sábado, 2 de febrero de 2019

Blanco Agnosia Neige White ... Let

La nieve escribe mentiras sobre las aceras.
 Has visto al sol helado esculpir nombres antiguos en las piedras; todo es blanco 
o azul, un azul que gotea venido más allá de nuestro continente, más allá del 
atlántico. 
¿Quién te dice que el agua no esconde el virus del olvido?
 ¿Quién te dijo que el azul era lo bueno, la verdadero, lo válido? 
¿Cuántas vidas necesitarías para poder ver el color real?
                              
 ¿En alguna lo lograrías? 


Un viento llamado Leteo...

Fuimos muchos los que soñamos aquellas noches, incluso casi todos tuvieron el mismo sueño. Yo también le vi planear orgulloso acercándos...