lunes, 30 de marzo de 2020

Atmósferas controladas


Oigo los coches que me mueven deslizando el agua de la lluvia. He bajado las persianas, pero aún así, cuando miro de reojo la cortina imagino la luz moribunda de las farolas desdibujándose como las hojas -cada vez más ocres- bajo los goterones. Cualquiera diría que andamos otra vez al ¡Agua va! A veces estoy por sacar la cabeza del balcón y mirar para arriba.  ¿Hay alguien ahí con una regadera? Llevábamos días encapotados igual que en una de esas atmósferas únicas de Prada Poole. Hasta ahora nunca me había planteado si vivía en un agujero de gusano, en un entorno artificial, incluso cuando pienso en la naturaleza porque;  ya no quedan árboles que crezcan más de dos metros y medio en los paseos, ni selvas de parque que evoquen el gótico de las fantasmagorías, el marasmo de dedos en la umbría que persiguen tu silueta mientras caminas. No quedan arboles salvajes en las ciudades, lo único auténtico son las ratas que recorren los suburbios y alcantarillas. Las ratas acabarán pinchando nuestra burbuja de felicidad, el camino de túneles con atmósfera controlada, el subterfugio donde nos hemos recluido.


sábado, 21 de marzo de 2020

Coronar la virulenta Primavera


No sé qué decirte, se me mueren los versos de frío en los labios ...


                Poesía para Coronar la Primavera...

domingo, 16 de febrero de 2020

Analepsis por San Valentín

Esta mañana tuve un episodio de analepsis, y conste que no os estoy contando una película, todas mis relaciones pasadas -y las de mis familiares-se presentaron de pronto, esto es sin aviso previo, porque de haberlo sabido yo hubiera salido huyendo de mi estado de duerme vela.
Supongo que una extraña velada de San Valentín al removerse en esa materia neblinosa de la noche se oxidó de tal manera que acabó conmigo persiguiendo a Cupido mientras este agitaba una caja de leche. No sabía yo que tuviera tanto tino con la fusta ( tendré que probarla). Al abrir el ojo decidí inaugurar la línea de mis desatinos...A mi prima Engracia el Amor la enroló en la marina como a una pescadilla desprevenida, fue una caída del barco tres años después lo que la despertó por esnucazo. A Raúl, mi cuñado favorito, se le declaró Cupido la noche de viernes santo entre capuchones violáceos  y silencio. Aún tengo mis sospechas de cómo se encontraron entre tanta túnica , cíngulos, cadenas . ¡Claro que siendo un dios! A nosotros nos visita intermitentemente y en el medio tenemos a un amigo gritando ¡Organización! ¡Organización!
Analepsis, contigo podría hacer una performance.

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Ensayando loglines


¿Y si el amor de su vida fuera la antítesis de lo que ella amaba? ¿Cuánto tardaría en darse cuenta? ¿Cuánto tiempo puede durar una mentira así? ¿Cómo la ejecutaría?
Está muerta, pero aún vive en el limbo de la utopía. El Amor es un disruptor endocrino de la conciencia.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Noche de difuntos


En noches como esta temo acostarme pronto por si acaso escucho -desde el silencio del dormitorio- las voces de los antiguos inquilinos de esta casa. ¡Reíros! Sí ¡Reíros! Pero justo a media noche han llamado a la puerta, y han aparecido dos niñas de unos 8 años. ¿Truco o trato? He intentado sonreír pero se me ha quedado helada la cara, eran menudas, ambas llevaban máscaras rosadas . He mirado el reloj, y justo alcanzaba la hora fatídica. No he sentido miedo, en realidad solo la impresión de que algo inusual estaba ocurriendo, y al entrar en casa en busca de algún resto de chuches me he percatado que la máscaras eran rosadas ... como la de los pequeños fantasmas. De repente - está lloviendo en la calle- un fuerte viento ha cerrado la puerta de casa, supongo que por la tormenta... pero las niñas estaban secas. Cuando he vuelto a abrir, la escalera estaba a oscuras, ni rastro de las pequeñas, ni siquiera sus huellas.
(Y de mi bloque no son).

Noche de difuntos 2019

jueves, 24 de octubre de 2019

Autoras leonesas

Entrada en expansión, se admiten propuestas.

-Ara Antón destaca sobre todo en novela histórica 
-Virginia Asensio, destaca su Silencio del Guardían.
-Maria Luisa Blanco Melcón, de Canales (León)
-Mercedes González Rojo
-Noemí Montañés Fernández
-Alba Flores Robla
-Mari Carmen González pinillas
-Nuria Viuda, poeta.
-Sol gomez arteaga ,de Valderas, narradora
-Josefina Aldecoa , narradora nacida en la Robla, 1926.
-Felisa Rodríguez , Noceda del Bierzo, ya fallecida.
-Manuela Rejas, poeta de Veguellina de Orbigo también fallecida cultivó novela y cuento.
-Elena Santiago de Veguellina de Órbigo.

Atmósferas controladas

Oigo los coches que me mueven deslizando el agua de la lluvia. He bajado las persianas, pero aún así, cuando miro de reojo la cortina ima...