domingo, 21 de mayo de 2017

La mujer de Van Gogh






No se cortò un pelo, sin prejuicios le importaba un pimiento que pensaran "que eso no tenía nada de académico". Tomó el pincel al revés y empezó a marcar el cabello hasta desliar cada rabejo verdoso. El rostro resultaba muy plano para su edad, sí, pensó mientras se rascaba la superficie donde antes estuviera el lóbulo de su oreja. Todavía le picaba aunque hacia tiempo que había desaparecido. Descargó las mejillas recortando timidos fragmentos de madera. ¡Esa era ella!

Yo la conocí el otro día, está en el Museo de Arte Moderno de Madrid. El sello es de Van gogh.
Texto e imagen: Ana Ruibarbo.

jueves, 18 de mayo de 2017

Caminus Stelae. La diosa



Sonrió para él, iba a hombros de una horda de guerreros embravecidos por la victoria. El júbilo por sus azañas se extendía por Augusta Emérita. Habían comenzado el paseillo sobre hermosos caballos árabes traídos de la Bética. Una corona de laurel respandecia sobre su frente. Cuando atravesaron la plaza los mercaderes instaban a sus esclavos a recoger los puestos; !El emperador salía a recibirlos! Les esperaba en el Decumanus, el punto medio norte -sur de la nueva civitas. La ciudad entera seguía el estandarte en un griterío mareante . Pasaron la basílica, algunos magistrados habían salido al oír el anuncio de los vigías. A pocos metros la vio ... como una diosa, en realidad era una diosa, pero él no lo sabia. Sus ojos castaños se enredaban en su sonrisa, los pliegues de su fina túnica jugaban cincelados por la curvatura de sus senos. El cuerpo le restallò, deseaba que la joven le mirará solo a él, y sin darse cuenta elevó la frente, sacó pecho y tiró de las bridas con energía. El animal levantó sus patas en el aire gimiendo con intensidad. Se agarró a las crines y consiguió mantenerse sobre el caballo pegándose a su lomo. Un segundo después estaban ante el templo de Isis. Reconoció el pecho al instante, los pliegues de la túnica se recreaban con intensidad, dos cíngulos marcaban la guitarra de su vientre. Sintió la tentación de tocarla. Descendió del caballo , se aproximó, y al inclinar la cabeza en el suelo se descubrió alargando la mano para tocar su pie helado.

Los dioses solo son réplicas de humanos

Ana Ruibarbo- Rico: imagen y texto.

Escultores del viento

El dia de los museos. .. 

Simplemente supe que habíamos encumbrado los pasos de alguien cuya vida en lo cotidiano poco tenia que ver con las hechuras de la costumbre. Y quise -por un instante- colocarme en su piel.

 

Descubrí entonces las rozaduras hirientes, la fricción constante para moldear las cosas a la medida de su propia perspectiva; el resultado que el arte produce en los escultores del aire, la metereorizaciòn de sus propias carnes convertidas en Poesia Viva.


Ana Ruibarbo- Rico: Imágenes y texto.

sábado, 13 de mayo de 2017

Toledo en mi retina

Ayer vi un pájaro enredado en el alféizar de una ventana. Estaba rodeado de barrotes que le impedían salir y a los de afuera entrar. Él llamaba y yo le repliqué. Eran casi las doce y el sol nos alentaba con su candor. Toledo descendía desde los vestigios de su fortaleza, expandiéndose. Su esplendor se había reinventado al conservar la historia; podías comprobarlo al picar puerta por puerta. Y era una ciudad hermosa. Sin embargo no me cupo duda de que entre las rejas se guardaban secretos y creencias a las que nunca tocaría la luz. Y me pregunté de qué lado del enrejado estaba yo.





Imagen: David Gray 1970
Texto Ana Rico - Ruibarbo.

martes, 2 de mayo de 2017

El recital


Os adjunto la crítica en la web de la fundación Siglo Futuro:
El sábado día 29/4 se celebró en la Sede de la Fundación  en el Campus Universitario de 

  Guadalajara, un acto del ciclo: "Foro del oyente. Música y palabra". Comenzó la poeta ANA RICO,  recitó poemas compuestos por ella. Su poesía contiene tintes surrealistas donde el amor, la sensualidad y algo de revolución son  protagonistas. Lo expresa con un vocabulario florido y profundo y con un dominio de la declamación (se le nota que también es actriz) que a veces llega a emocionar.

(Si pincháis en las fotos vais a su página).

Mudanza a la estación de Atocha, hoy

Mudanza a Estación de Atocha Hoy Yo  y mi nuevo gato, el invisible, nos mudamos a Atocha en busca de trajín,  de la popula...