miércoles, 9 de agosto de 2017

El cartógrafo de Sinapsis







Si, estoy atascada en el blanco y negro, tengo alas y ancas, soy un envío al más allá. Vivo en un proceso de romanización que usa a dios como pretexto de conducción cultural. De nada sirve volar, vaporear, sin ecolocalizador, sin sonar ni sondas, sin un cartógrafo que esgrima en el plano la ocupación ideal del colibrí de tus pensamientos.


El cartógrafo de Sinapsis

No hay comentarios:

Colchón con escamas, la estación perpetua

Todos los días cuando hablo con él acaba asomando un gato -parece un saco- acostándose en la pared de la pantalla blanca y/o rezumando Zz...