viernes, 31 de mayo de 2019


Fuimos muchos los que soñamos aquellas noches, incluso casi todos tuvieron el mismo sueño. Yo también le vi planear orgulloso acercándose, sin embargo ya no quedaban restos de los bosques, ni siquiera la ceniza; torres inmensas se erguían semiderruidas. Yo estaba en un claro, en el centro, era una pequeña plaza circular y le vi aproximarse mirándome. Nada de esto he contado por miedo, temo en las caras de los aldeanos la incredulidad. No sé si he visto un pasado remoto o un presente incierto. Solo se que no es él nuestro agresor sino el avatar implacable que nos avisa de que es llegado el tiempo.


Imagen Ana Ruibarbo
 -Rico

No hay comentarios:

Fuimos muchos los que soñamos aquellas noches, incluso casi todos tuvieron el mismo sueño. Yo también le vi planear orgulloso acercándos...